Páginas

Inaguracion Casa Central


El día 21 de diciembre 2010 se inauguró con gran regocijo la Casa Central de la Región CAM  en Panamá. Es una casa amplia y elegante  de dos pisos,  7 dormitorios, 3 oficinas, sala, comedor, cocina,  un salón de reuniónes, lavandería y un depósito. La capilla ya había sido construida con anterioridad.  
Desde muy temprano,  un grupo de  jóvenes músicos alegró el ambiente.  Feligreses de las dos parroquias de Verbo Divino en Panamá estuvieron presentes;  también las autoridades políticas y  todos los Verbitas que trabajan en el área. 
Al iniciar el rito de bendición,  el P. Luis Antonio Vergara hizo una  breve reseña histórica de los Misioneros de Verbo Divino y de la Región CAM para información de los presentes que desconocieran  nuestra historia.  
El Nuncio Apostólico en Panamá, Monseñor Andrés Carrascosa Coso  presidió la celebración.  En su homilía se dirigió específicamente  a los sacerdotes y destacó que “nuestra primera misión es el evangelizarnos a nosotros mismos antes de predicar a otros.  Porque el que  trata de hacer del evangelio vida de su vida,  es capaz de darlo a los demás. Nadie da de lo que no tiene. Y nadie transmite  experiencia de Dios sino vive el mismo esa experiencia de Dios.  Por eso declarar que “el verbo se hizo carne”  es fundamental: que se haga carne en nosotros como en María en cuya fiesta nació esta Sociedad del Verbo Divino.  Porque  en  María el Verbo se hizo carne de su carne, y por eso lo pudo dar al mundo.” 
Al concluir el rito de bendición el Regional saliente  P. Marcos Piaszczynski  se  dirigió a los presentes agradeciéndoles su presencia  y nombrando personalmente a aquellos benefactores que contribuyeron con sus donaciones para la terminación de la casa. Igualmente comento que como Superior Regional esta era su última  labor.  Luego se  compartió un refresco y emparedados donados por  las dos parroquias confiadas al Verbo Divino en ciudad de Panamá, San Jerónimo y la Medalla Milagrosa.
Todo esto entre la música de ambiente que el  coro Kayrós de la Parroquia Medalla Milagrosa mantuvo durante toda la celebración  y la alegría entre los hermanos y colaboradores que como dijo el P. Marcos: “Ustedes son nuestra familia y  amigos de la sociedad de los  Misioneros del Verbo Divino en Panamá”.