Páginas

Saludos,

Estimados cohermanos,

Saludos y espero que todos hayan llegado sanos y salvos a sus destinos. Les quiero agradecer su presencia y participación en la asamblea. El ambiente fue muy bueno y gracias  su buena voluntad logramos terminar antes del tiempo indicado.
Por otra parte, entiendo la necesitad y la urgencia que hay de más personal. Por ahora, es lo que tenemos y somos; la esperanza que nos queda es que hay varios destinos que nos pueden sacar de los aprietos que estamos viviendo actualmente.
Quiero invitarlos a recordar que la animación vocacional es responsabilidad de todos también: hay que aprovechar cada oportunidad para motivar a los jóvenes; esto no es solo responsabilidad del promotor vocacional. Estoy seguro que si todos cooperamos, tendremos un gran resultado.

Saludos,

Luis Antonio