Páginas

Vida Comunitaria

6.     Después de pasar por varias de nuestras comunidades, allí hay algo que me preocupa en cuanto a la vida comunitaria.  Gracias a Dios no enfrentamos todavía problemas serios y desestabilizadores.  Sin embargo es tiempo de fortalecer nuestras vivencias, a pesar de las dificultades encontradas.  Les exhorto a que por favor tengan al que menos un tiempo para rezar juntos, sea laúdes o vísperas, y compartir una comida juntos sea almuerzo o cena.  Estos momentos son importantes para mantener la llama de la fraternidad y convivencia en nuestras comunidades.  Al contrario se convierten nuestras comunidades en un hotel donde dos extraños comparten los cuartos, uno al lado del otro.