Páginas

Carta de José Alfredo Chavez

Hola Padre Jose Zapolski.
Recuerdos cariñosos de mi familia. Para mi fue una experiencia vivida, pues he madurado en el compromiso con Cristo y su Evangelio. Gracias por traernos ese mensaje de amor y fe. Su llegada con los muchachos fue de esperanza, he admirado a cada uno con sus pertenencias y habilidades para la misión. Un abrazo a Wilson y a Odenilson, son increíbles Verbitas. Ojala supieran aprender guitarra, pueden hacerlo es muy bueno para meterse con los jóvenes. El día que partió, ayer, recibí su mensaje y le hablé al muchacho René Edgardo de Cojutepeque y lo invité para el sábado y conversé con su mamá que está apoyando a su hijo. Después de la clase de filosofía, me estaba esperando un grupo de jóvenes que habían venido de la Diócesis de Santiago de María, ellos nos habían visto en TV y les dije que ustedes ya se habían marchado, pero que podían ponerse en contacto con usted, les di separadores. También vendrán jóvenes con los cuales ya habíamos tenido entrevistas, quieren hablar conmigo. Espero presentarles el Espíritu Misionero Verbita, así que hay que orar. Me alegro de descubrir jóvenes que quieren servir a Jesús y a su Iglesia. Aun recuerdo las palabras de aquella Señora delante del salón parroquial: “La Iglesia necesita misioneros". Que el Espíritu Santo sople en abundancia. Reciba un abrazo y mis oraciones, con cariño de mi familia. Les voy a extrañar.
Su Hermano y Verbita por siempre:José Alfredo Chavez, San Miguel, El Salvador, 26 de marzo de 2009